Godogeiko, Bogotá 2017

Entre los días 20 al 22 de enero del 2017, Tsuriai Kendo Panamá realizó, por tercer año consecutivo, el evento donde compartimos con nuestros amigos del Kendo de otros países.

El primero año, en 2015, nos acompañaron Kendokas de diversas partes de Colombia en Panamá. En nuestro segundo año, 2016, nuevamente nuestros compañeros colombianos vinieron a Panamá, y además contamos con la participación de otros kendokas de la Escuela Japonesa de Panamá, de Aruba, Argentina, República Dominicana y, nuevamente, nuestros amigos colombianos. Como era de esperarse, en este 2017 ya era hora de que Panamá fuese a Bogotá a compartir allá con compañeros del camino de la espada.

Guiados en el evento por maestros altamente calificados, como el Sensei Leonardo López (4to dan), el Sensei Demina Kondo (4to dan), el Sensei Ariel Pintos (5to dan), el Sensei Sergio Velásquez (6to dan), y muchos otros amigos tanto de Colombia como de otros países, pudimos disfrutar de un Kendo bastante técnico, divertido y diseñado para compartir y disfrutar.

Todos los días hubo Nihon Kendo Kata, o Bokuto ni yoru Kendo Kihon Waza (como digo, de cariño, les decimos “Wazas”) para mejorar la técnica; y todos los días, hubo Jigeiko, y en todo momento, el objetivo era conocer y compartir con aquellos que no se conocían, o no se veían hacía mucho tiempo. Inclusive, en los últimos 45 minutos del día sábado 21 de enero, se hizo un jigeiko masivo donde cada quién debía buscar un oponente, y combatir con la mayor cantidad de personas posible. Considerando que eran unas 42 personas, ¡no había tiempo para compartir con todos, uno no se daba abasto! y, honestamente, es la primera vez que pasaba por esta experiencia tan gratificante.

Y el último día, empezamos con palabras del Sensei Ariel Pintos diciendo: “Yo sé que todos están cansados … 3 días en realidad es poco. En 3 días, apenas el cuerpo está despertando”. Como es costumbre ya, tuvimos una práctica de shiai, donde repasamos los conceptos básicos del arbitraje, las reglas básicas de las competencias y, con palabras de Daniel Cuellar (2do dan): “hagan un Kendo bonito, pero efectivo”. Los árbitros tuvieron una grata experiencia de aprendizaje, bastante amena pero efectiva, con el propósito de pasar dichos conocimientos cada vez más, aumentando las fronteras del Kendo.

Además de Kendo, tuvimos la oportunidad de visitar y compartir en la ciudad de Bogotá, a opinión personal, una ciudad muy limpia y que demuestra organización urbana, donde las calles están por números y no por nombres como en Panamá, lo cuál me permitía sentir que estaba ubicado en todo momento en donde estaba. La gente es muy amable y cálida.

Ya este evento se ha escapado de nuestras manos panameñas, y está convirtiéndose en un evento latinoamericano para compartir el arte de la espada, ¡y en una excelente excusa para viajar!. Esperamos poder volvernos a reunir en el 2018, no importa en qué país, siempre y cuando haya ganas de hacer Kendo y de hacer esta familia cada vez más grande, un paso a la vez. Gracias a nuestros amigos de Akitsu Kendo Kai y del Musashi Dojo de Cajicá.

Sobre Christian Acevedo 41 Artículos
Ingeniero Electromecánico, docente, kendoka, interesado en "contribuir al desarrollo de la cultura". En busca de medios para promover el arte del Kendo en Panamá.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


dieciocho − nueve =